Estado de emergencia: Juegos de relajación para niños

A los niños les gusta jugar, se desarrollan a través del juego y mediante este descubren el mundo y lo comprenden.

Pero los niños también tienen necesidad de relajarse, de estar tranquilos y calmados cuando viven momentos que alteran su rutina es por esto que una buena estrategia para unir ambas cosas es enseñarles relajación a través de juegos y actividades divertidas.

La relajación dentro del juego hará que los niños puedan adquirir y experimentar los efectos beneficiosos que ésta tiene. Cuando los niños están relajados, sienten calma, disminuye el estrés y la intranquilidad y mejora su estado de salud.

Aquí te dejamos 6 actividades entretenidas para que juegues con tus niños y así ellos y tú, se relajen.

1.Visualiza imágenes agradables: Pide a tus niños que se recuesten en el suelo, que cierren los ojos y estén tranquilos y relajados.

Pon música suave y pídeles que respiren de manera pausada y tranquila, hablando de manera pausada. Luego diles que ocupen su imaginación y que piensen en un campo o un prado, con la hierba suave, una brisa muy fina y el silencio. Que se imaginen cómo huele, cómo cantan los pájaros, cómo son las flores, etc.

Otra de las versiones es imaginar una playa, el calor del sol, la brisa del mar, el olor que tiene, etc. ¡Tú eliges el lugar que quieres que imaginen!

2.Contar hacia atrás o la escalera: pídeles a tus niños que cierren los ojos, que estén tranquilos y calmados.

Cuando ya lo estén, deben contar muy despacio desde 10 hasta 0, visualizando en su mente, de manera tranquila, cada uno de esos números. Deben permanecer tranquilos y con los músculos relajados.

Una manera diferente es indicarle al niño que se imagine una escalera. Él se encuentra en la parte de abajo, y no está nada relajado. Va a comenzar a subir la escalera, que tiene diez peldaños.

Cada peldaño que suba, es una relajación mayor, y cuando alcance la parte alta de la escalera se encontrará en un estado de tranquilidad absoluta.

3.El robot y muñeco de trapo: Pídele a tu niño que debe actuar como si fuera un robot, con movimientos rígidos y músculos muy tensos.

A continuación le daremos una señal visual o auditiva para que deje de tensar los músculos y se convierta en un muñeco de trapo, es decir, abandonará la rigidez y pasará a un estado más blando.

En este proceso se le irá guiando para indicarle cuándo está tenso y cuando relajado.

4.La Sopa Caliente: Los niños deben imaginar que está comiendo una sopa caliente, pero ésta no debe quemarles, así que comenzaremos a soplar con suavidad la sopa. Al soplar, nuestro cuerpo cambiará: la barriga se quedará hundida y los hombros estarán relajados.

Continuaremos soplando porque está todavía caliente, así que para ello se harán inspiraciones profundas.

Esta acción puedes realizarla cuantas veces lo desees hasta que la sopa esté fría.

Entradas creadas: 58

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

También te podria interesar

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top
expand_less