Estado de emergencia: Ejercicios de respiración para niños

Es probable que en días donde se viven momentos tensos como país, los niños sientan el ambiente, escuchen noticias o vean cosas en su alrededor que alteren su estado de ánimo, para calmarlos hay cosas simples que pueden hacer y así, lograr disminuir sus niveles de ansiedad.

Los ejercicios de respiración, por ejemplo, son muy útiles y divertidos, ya que no solo les ayudan a controlar mucho mejor sus emociones, sino que además, mejoran su capacidad de atención y focalización. Además, se sienten más relajados porque toman mayor conciencia de su cuerpo, sus procesos logrando incluso mejorar sus procesos comunicativos.

En Entrekids te entregamos 4 sencillas formas de hacer estos ejercicios en casa.

1.Inhala como si olieses una flor por la nariz y cuenta 3 tiempos, luego exhala como si soplases una vela con la boca y cuenta 3 tiempos. El niño puede repetir esta acción cuantas veces sienta que sea necesario para calmar sus emociones.

2. ¡Inflemos un globo muy grande! Inhala aire con tu nariz como si fueras a inflar un un globo invisible de color muy muy muy grande, luego exhala e imagina como el globo se va haciendo más grande. En este ejercicio los niños  tienden a coger el aire por la boca. Por ello, hay que corregirles e indicarles que el aire se coge por la nariz mientras nuestro vientre se hincha. Luego deben exhalar frunciendo los labios como si tuvieran en la boca ese globo de colores gigante.

3. Respirando como elefantes, inhala aire con tu nariz de manera profunda como si fueras un elefante, y cuando lo hagas, levanta tus brazos como si estos fueran la trompa del animal, intentando a su vez que el abdomen se hinche, luego exhala y para ello deben házlo por la boca de forma sonora y bajando los brazos mientras te inclinas un poco llevando la “trompa del elefante” hacia abajo.

4. La respiración de un leopardo, ponte en el suelo como si fueras un leopardo, luego coge aire por la nariz, notando cómo se hincha el abdomen y desciende la columna vertebral y exhala por la boca percibiendo cómo se vacía el abdomen y la espalda se eleva un poquito.

Este ejercicio vale la pena hacerlo despacio para que los niños perciban esos procesos en su cuerpo relacionados con este tipo de respiración que, en esencia, es la más beneficiosa.

Enseñar a los niños mediante juegos cómo se hace eso de respirar bien, les permitirá recuperar esa capacidad olvidada con el tiempo para ganar en calidad de vida y disminuir sus niveles de ansiedad en momentos difíciles.

Entradas creadas: 58

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

También te podria interesar

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top
expand_less