Cuentos de Navidad para niños: Rudolph el reno

Cuentos de Navidad para niños: Rudolph, El Reno

¿Quieres saber la historia del reno más famoso de la Navidad? Hoy te contaremos la historia de un personaje muy importante y característico: Rudolph. ¿Sabías que se incorporó en el año 1939?

A continuación te explicamos por qué nace Rudolph. Luego , te dejamos la historia para que se la cuentes a tus hijos.

Cuentos de Navidad para niños: Rudolph el reno

“El Reno Rudolph” Es un cuento de cómo un reno diferente a los demás por su nariz roja, se convirtió en el guía del trineo del Viejo Pascuero. A los niños les va a encantar y los hará reflexionar acerca de las diferencias.

Los primero ocho renos de nombres Donner (Trueno), Blitzen (Rayo), Vixen (Bromista), Cupid (Cupido), Comet (Veloz), Dasher (Alegre), Dancer (Bailarín) y Prancer (Acróbata) nacen en 1823 en el poema “A visit from St. Nicholas” de Clement C. Moore. R.

 

Rudolph se agrega a la historia en 1939, cuando Robert L. May, en su historia “Christmas story” escribe acerca del nuevo guía del trineo del Viejito Pascuero.

 

Cuento de Rudolph

 

“Érase una vez un pequeño y solitario reno con una nariz roja, grande y brillante que vivía en el Polo Norte. Se llamaba Rudolph. Desde pequeños, los renos, asistían al colegio para convertirse en ayudantes del Viejo Pascuero. Y al convertirse en ayudantes, viajaban por el mundo llevando el trineo lleno de regalos. 

Rudolph sabía que era diferente y sabía que no sería elegido por su rara nariz. Sus compañeros lo molestaban, asi que Rudolph decidió marcharse del Polo Norte y alejarse del sueño de estar en el trineo del Viejo Pascuero.

 

Paso tiempo y los compañeros de Rudolph se habían convertido en los ayudantes del Viejito Pascuero. Era una linda noche de navidad, el clima estaba perfecto, los elfos cargaban los regalos en el trineo y el Viejito se preparaba para partir. 

Viejito Pascuero: – Vamos renos a entregar la magia de la Navidad a todos los niños y niñas del mundo.

El Viejo Pascuero con sus renos guías comenzaron a elevarse en los cielos.  De Repente el cielo se oscureció y cayó una neblina que no dejaba ver a los renos. 

El Viejo Pascuero ya no podía descender porque no sabría hacia donde caería y necesitaba llegar y entregar los obsequios. A lo lejos pudo ver una luz roja. Dirigió el trineo hasta allá, era Rudolph.  

Viejito Pascuero: – ¿Como te llamas?

Rudolph: – Rudolph

Viejito Pascuero: – Rudolph quieres pertenecer y ser guía del trineo, te necesitamos para perdurar la magia de la Navidad.

Rudolph no lo pensó dos veces y se unió al trineo del Viejo Pascuero. Fue bienvenido por todos los renos, ellos se disculparon por los malos tratos.

Desde ese momento el trineo del Viejito Pascuero cambió, ahora cada Navidad se puede ver en el cielo una estrella roja que guía la Navidad. 

 

Fuente: Guía Infantil

Entradas creadas: 71

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

También te podria interesar

Begin typing your search term above and press enter to search. Press ESC to cancel.

Back To Top
expand_less